X

Tabla de Presión Arterial

La presión arteria es un importante signo vital. La Presión Arterial es la medición de la presión que ejerce el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos (llamados arterias) contra las paredes de los vasos. La presión arterial suele cambiar, drásticamente, con la edad. Por eso es importantísimo que controle su presión arterial con regularidad. Esta sencilla herramienta que Medindia pone a su disposición le permite comparar su presión arterial con los niveles considerados normales.
Blood Pressure Chart
Advertisement
Esta medición es importante si utiliza, usted, un dispositivo electrónico casero para compromar su presión arterial. El método más habitual es comprobar la presión de la arteria principal de la parte superior del brazo (arteria braquial) que se encarga de transportar la sangre desde el corazón hasta el codo. Por favor, recuerde colocarse el manguito correctamente y si la presión es alta vuelva a comprobarlo cuando esté más relajado. Recuerde, también, que su presión puede aumentar tras comer o hacer ejercicio.
Seleccione los Detalles
Seleccione su Edad *
* Obligatorio

Presión Arterial Media
Para personas jóvenes 120/80 mmHg
Para personas mayores 140/90 mmHg

Nivel de Severidad Presión Arterial Sistólica (mmHg) Presión Arterial Diastólica (mmHg)
Hipertensión Leve 140-160 90-100
Hipertensión moderada 160-200 100-120
Hipertensión severa Por encima de 200 Por encima de 120
Advertisement
Edad y Variación de Presión Arterial
Tabla de Presión Arterial Sistólica
Tabla de Presión Arterial Sistólica
Gráfico de la presión arterial diastólica
Gráfico de la presión arterial diastólica

Datos sobre la presión arterial

  • La presión arterial alta es una patología en virtud de la cual el corazón ejerce más fuerza al bombear la misma cantidad de sangre y durante el mismo período de tiempo, lo cual, con el paso de los años, puede llegar a endurecer las arterias debilitando, así, el corazón.
  • Las principales razones para tener hipertensión son el estrés o tensión mental, causas hereditarias, una ingesta excesiva de sal, el sobrepeso, un estilo de vida sedentario, el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol.
  • La hipertensión suele ser asintomática, por eso suelen recomendarse controles habituales de la presión arterial, sobre todo, en personas de más de 45 años de edad.